jueves, 11 de febrero de 2010





4 comentarios:

Joseluinik dijo...

¿De que sirve un corazón sin la mente que lo hace funcionar, sin el cuerpo que lo adorna y lo recubre? de nada, el corazón duele, no permitas que la infección se expanda.

Carmen dijo...

Eso tendré que hacer...

Un beso.

Ignacio dijo...

Si dejas de lado el corazón, el alma se expande, contrae y vuela, déjalo cerca, siempre retorna la sangre.
Bs.

Carmen dijo...

Gracias, Ignacio.

Un beso.